20 jul'20

El truco para que tu mensaje clave sea el que difunda la prensa

“No han puesto nada del tema principal para el que convocamos a los periodistas. ¡Esto no puede ser! Estuve casi una hora exponiendo, y todo ¿para qué?”

Así se quejaba el pobre empresario que había citado a la prensa para presentarles una novedad importante de su compañía. Pero, la televisión había pasado la noticia en apenas unos minutos y en ellos mencionaron lo que les pareció interesante, no la novedad que quería difundir la empresa. Las radios, otro tanto, y en la prensa escrita, había una pequeña referencia al asunto en un par de artículos cuyo foco estaba en temas secundarios para la empresa.

¿Qué había pasado? La novedad se había mencionado claramente en la rueda de prensa, pero el empresario había cometido el error de decir una sola vez su mensaje clave, convencido de que eso era lo importante y no había razón para redundar en el resto de la exposición.

Esto pasa demasiado a menudo. Por eso, es fundamental que los portavoces de tu organización sepan un par de puntos importantes y un truco infalible para que tus mensajes clave no pasen inadvertidos.

Define tus mensajes clave

Esto es lo primero y principal. Tienes que saber exactamente qué es lo que quieres transmitir. Si tienes un solo mensaje clave, mejor. No es conveniente que tengas muchos porque perderá fuerza. Conviene definir de tres a cinco y jerarquizarlos: cual es el más importante, luego el siguiente y así.

Conoce y adáptate a cada medio

Lo ideal, es que sepas con qué medios de comunicación estarás. Si se trata de una entrevista con un solo medio, debes conocer su orientación, intereses, etc. No es lo mismo darle una noticia a un periódico de economía que a uno generalista. Ambos pueden tener interés en tu mensaje, pero deberás adaptar el enfoque.

Supongomos que tu noticia es que vas a ampliar tu fábrica. A un medio especializado en economía conviene que le resaltes la inversión que se realizará, qué previsión de crecimiento tenéis con esa ampliación y temas similares. Por su parte, ante el medio generalista, conviene que resaltes los empleos que generará la expansión, qué necesidades va a cubrir, etc.

En líneas generales, debes contemplar las características de cada medio que, en resumen, serían las siguientes.

TELEVISIÓN. Cuenta con pocos minutos o, si se trata de un programa, tiene un tiempo limitado. Su audiencia suele ser muy amplia y diversa.

Es conveniente que digas frases breves y de un modo fácil de comprender para todos. No caigas en el pecado de muchos profesionales que se ponen a hablar pensando en el “que diran” sus colegas y no en la audiencia. Por supuesto, debes cuidar tu aspecto, conviene que vistas con colores lisos para evitar el efecto muaré que provocan los estampados a rayas. Además, es esencial que apliques el truco que veremos más adelante.

RADIO. Se caracteriza por ser muy efímero y todo ocurre con rapidez. También son esclavos de los minutos, como la TV, aunque suele ser un poco más laxo.

Solo se te oirá, así que con tu voz debes transmitir todo. Conviene que apliques una buena dicción y que seas natural pero expresivo. Si suenas monótono, aburrirás a la audiencia. Por supuesto, deberás seguir el truco que te explicamos más abajo, para asegurarte que tu mensaje cale.

PRENSA ESCRITA. Sea offline u online, es el medio que se toma las cosas con más calma. Si se trata de una entrevista, en muchas ocasiones es posible, posteriormente, aclarar o ampliar determinados puntos.

Si bien es relativamente más fácil expresar las ideas y profundizar en los temas propuestos, es importante dejar muy claros los mensajes principales, para lo cual el siguiente truco es sumamente eficaz.

El truco que hace protagonista a nuestro mensaje clave

En realidad, solo hay que hacer tres cosas: repetir, rerepetir y rererepetir. Así de simple.

Pero ¿cómo hacerlo sin parecer tontos y sin que nadie nos dé pie a la repetición?

Para lo primero, con decir lo mismo con palabras e ilustrasiones diferentes, es suficiente. Para lo segundo, debes recordar que es más importante la respuesta que la pregunta. La fórmula para hacer que todos los caminos conduzcan al mensaje clave, está formado por tres partes.

Dar una respuesta al periodista es esencial. No responder, además de ser una descortesía, daría sensación de evasión. La cuestión, es que a nosotros nos interesa más transmitir nuestro mensaje clave que responder la pregunta.

El nexo, es lo que nos va a permitir enlazar la pregunta con el mensaje clave. Pongamos un ejemplo.

Imaginemos que nuestro mensaje clave es que nuestra empresa está innovando al retirar el aceite de palma de los productos para que resulten más saludables a los clientes.

La pregunta que nos formulan es: “¿Su empresa se está viendo afectada por la guerra comercial entre USA y China? ” Aparementemente no guarda relación con nuestro mensaje clave.

Algunos nexos o puentes que te resultarán útiles son expresiones como:
• … lo importante es que…
• … déjeme añadir…
• … no obstante, lo más relevante es que…
• … es como…
• … también podemos afirmar…
• … además…
• … si me pregunta por…
Con estas pautas y este sencillo truco, verás cómo tus mensajes clave son los que termina difundiendo la prensa. No son teorías, lo hemos experimentado en la práctica con nuestros clientes reiteradamente, reiteradamente, reiteradamente ;-).

Fernando Seco Marrone
Fernando Seco Marrone
19 oct
Esta funcionalidad de Instagram fue rebautizada como el nuevo Youtube por...
13 oct
La COVID-19 ha afectado de modo asimétrico a los distintos sectores....