6 sep'21

¿Tu Manual de Identidad Corporativa tiene lo que hoy debe tener?

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

Un Manual de Identidad Corporativa siempre ha sido un instrumento indispensable para que una marca sea consistente y coherente en sus diferentes manifestaciones visuales.

Hasta hace unos años, este documento contenía el logotipo y sus diferentes versiones y normas de uso, colores corporativos, tipografías y una serie de aplicaciones de papelería, como folios, carpetas, tarjetas, facturas y similares y poco más.

Pero internet y la digitalización han traído una serie de cambios que han hecho que los antiguos manuales no incluyan lo suficiente para responder a las necesidades actuales para mantener a salvo el reconocimiento de marca ante las nuevas exigencias.

Una de las primeras consecuencias de estos requerimientos, ha sido una ola de logotipos más simples y reestructurados para responder a las características que requieren los diversos dispositivos digitales.

La siguiente consecuencia, ha sido la necesidad de adaptar los Manuales de Identidad Corporativa para que puedan continuar cumpliendo con su función de mantener reconocimiento de una marca independientemente de dónde se vea.

¿Qué debe contener hoy un Manual de Identidad Corporativa?

Por supuesto, debe incluir todos los elementos de la identidad visual de tu marca, tanto el logotipo como la simbología, el cromatismo, las tipografías, los grafismos, los sistemas visuales, etc.

Cobra mayor relevancia la adaptación del logotipo a los diversos tamaños. En ese sentido, los símbolos, acrónimos y otros elementos de identidad deben quedar claramente definidos con la indicación del criterio para incluir unos u otros.

Por ejemplo, en un diseño responsive de web, si se ve en un ordenador, en una tablet o en un móvil, debe definirse cómo debe aparecer el logotipo para que siempre luzca de un modo digno. Si esto no se tiene en cuenta, un logotipo podría parecer ridículamente diminuto o, peor,
irreconocible en un dispositivo pequeño. Una solución podría ser que en los ordenadores aparezca el logotipo completo, en las tablets el acrónimo y en los móviles solo el símbolo.

Cada vez es más importante el universo gráfico de la marca. Lo ideal es que, aunque no aparezca el logotipo, se pueda percibir la marca. Como ejemplo, puedes ver la idendidad de marca que hemos desarrollado para Viralgen  en el que se puede identificar fácilmente la marca aún en ausencia del logotipo, por los colores, el símbolo flexible que adopta diferentes secuencias y el estilo de imágenes.

Como las necesidades varían ante tantos nuevos soportes ya que ahora debe adaptarse a la web, a las redes sociales, Apps, plataformas, además de otros soportes habituales como vallas publicitarias, papelería, revistas, TV, etc. más que incluir todos esos elementos (y los que irán surgiendo), lo importante es definir las pautas y criterios a tener en cuenta para que tanto en forma interna como los colaboradores externos, puedan tener una idea clara de cómo resolver la expresión de la marca en cualquier situación.

Por ejemplo, dar referencias de jerarquía, contrastes, proporcionalidad y ese tipo de pautas que facilitan una decisión correcta para mantener la coherencia de la identidad en cualquier situación.

La elección de las tipografías corporativas adquiere un rol de mayor relevancia, ya que no solo deben manifestar los valores de marca, también deben ser legibles en los distintos entornos digitales.

Cada vez se están incorporando más tipografías digitales que cumplen estos criterios, por tanto, cada vez hay más variedad para escoger la fuente correcta para transmitir los mensajes de la marca. Aunque, naturalmente, lo ideal es tener una tipografía propia que responda a estas
exigencias. Pero este es un lujo que pocas empresas se lo pueden permitir.

El estilo de imágenes y texturas que utilizará la marca también es conveniente incluirlas en el manual.

Si bien estos elementos suelen incorporarse en el Brand Book donde también se detalla el tono de voz, emociones vinculadas y otros factores clave de marca, es positivo añadirlos en el manual por tratarse de un aspecto visual relevante.

¿Tu Manual de Identidad Corporativa responde a las necesidades actuales de tu marca para que siga siendo coherente y reconocible? Si es así, ¡Bravo! De lo contrario, ya sabes lo que debes hacer.

Fernando Seco Marrone
20 sep
El apreciado tic azul de Instagram. La oficialidad, el poder, la...
13 sep
Te han invitado a cenar a la casa de un importante...