17 dic'18

Ya no es suficiente con llamar la atención. 3 Ingredientes para que tu marca triunfe

Uno de los principios tradicionales de la publicidad es que para conseguir que un producto o servicio triunfe, hay que llamar la atención del consumidor.

Aunque continúe siendo cierta la anterior afirmación, los estrategas de Facebook consideran que es una idea obsoleta. Pero, ¿por qué antes era suficiente con llamar la atención y ahora no?

Una de las razones es el exceso de competencia, de estímulos y de información.

Esto sólo permite que una fracción muy pequeña del mensaje que se transmite quede en las mentes de los consumidores. Por ello la clave no es sólo llamar la atención, sino que te recuerden.

Y es que, para estar presente en la mente del público objetivo no hay que atiborrarles con el mismo mensaje una y otra vez (la visibilidad no es necesariamente sinónimo de éxito), sino impresionarles desde el primer segundo que dedican a tu marca.

Por lo tanto, ¿cómo llamar la atención de tu público objetivo y además conseguir que te recuerden?

La respuesta es INNOVACIÓN

Pero atención, innovar no es sólo ofrecer al mercado un producto o servicio nuevo.

En ocasiones los productos que más triunfan son los que mezclan familiaridad con novedad, convirtiéndose en lo más rompedor e innovador del mercado.

Un ejemplo claro son los éxitos musicales. Actualmente la artista Rosalía ha ofrecido al mercado español una reinvención del flamenco, siendo su disco una mezcla de un estilo tradicional con lo más reciente en la industria.

Por otro lado, artistas de la talla de Guns n´Roses, Whitney Houston (¿sabías que “I will always love you” es una canción original de Dolly Parton?) o Johny Cash, han hecho que algunas canciones sean más conocidas por la versión que ellos hicieron que la del autor original.

Otro ejemplo es el popular modelo “Beatle” de Volkswagen, un coche con el clásico diseño en forma de huevo pero con las comodidades de un coche actual.

El resultado fue un enorme éxito a nivel de ventas, además de elevar este tipo de coches de una gama baja a una gama superior.

Con el Mini también ocurrió algo parecido.

Así pues, ¿cómo hacer que tu producto o servicio novedoso (o no del todo) llame la atención del público y que además lo recuerden?

Existen 3 ingredientes para conseguirlo:

  • La distinción. Hay gente que dice que ya está todo inventando, pero al fin y al cabo la creatividad supone hacer algo de una manera distinta a partir de algo que ya existe.
    Distinguirse de la competencia es clave, y sólo se consigue si eres distinto aunque sea en algún detalle. Como dice el refrán: “los detalles marcan la diferencia”.

    Algunas de las marcas más importantes del mundo no lo son por tener un producto único, sino por tener un branding singular.

  • Las emociones. La escritora Maya Angelou hizo popular la siguiente reflexión: “La gente olvidará lo que dijiste, también olvidará lo que hiciste, pero jamás olvidará cómo les hiciste sentir”.

    Esta frase, además de ser muy útil para tus relaciones sociales, es clave a la hora de tener éxito en un negocio.Transmite emociones, no atributos ni características, y conseguirás captar la atención del público que más te interesa.

  • Las historias. Una de las mejores maneras de transmitir mensajes y, por supuesto emociones, es a través del “storytelling”, es decir, contando historias.

    Empatiza con tu público y crea historias con las que se puedan sentir identificados para que de la misma manera se identifiquen con tu producto o servicio.

En resumen, además de existir todavía un gran margen de experimentación en cuanto a la creación de nuevos productos y servicios, también lo hay en las marcas.

Si quieres que tu marca tenga éxito y sea recordada entre un océano de competidores, otórgale una historia, emociones y una personalidad única.

Julia Casañ
Julia Casañ
28 sep
Continuamos con nuestra serie sobre digitalización empresarial. En el artículo anterior...
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...