Showcase

Quibim

El reto

Quibim es una startup que ha desarrollado un software capaz de detectar en apenas un pixel datos que posibilitan fijar
biomarcadores que, por ejemplo, permiten anticipar un cáncer, o descubrir información que logra adelantar meses una
investigación científica.

Su público objetivo inicial, son destacados científicos y especialistas médicos internacionales de primer orden. Personas de muy difícil acceso por su elevada categoría y responsabilidad. Regularmente se dan cita en una feria científica mundial.

Quibim, por primera vez, iba a disponer de un stand para enseñar su software en ese encuentro. Al ser desconocidos,
el riesgo de ser ignorados por estos expertos era extremadamente alto. El reto era hacer visible a Quibim, despertar el interés de los científicos por su software y que terminaran contratando sus servicios.

Portada del mailing directo

Quibim, por primera vez, iba a disponer de un stand para enseñar su software en ese encuentro. Al ser desconocidos, el riesgo de ser ignorados por estos expertos era extremadamente alto. El reto era hacer visible a Quibim, despertar el interés de los científicos por su software y que terminaran contratando sus servicios.

Primera apertura del mailing

¿Qué hicimos?

El presupuesto era reducido, así que debíamos optimizar al máximo los recursos empleando solo aquellos indispensables para alcanzar el objetivo.

Optamos por crear los soportes básicos y lanzar una acción directa sobre el target, ya que los más influyentes eran únicamente unos 100 expertos. Si lográbamos que utilizaran el servicio, serían el mayor aval para que los demás se sumarán.

Web

Primero desarrollamos una web corporativa acorde al posicionamiento deseado. En ella se explicaban las grandes ventajas de este avanzado software para el sector. Su papel era clave, ya que no solo sería el escaparate de la empresa ante el mundo, también sería el primer sitio al que acudirían los científicos luego de la acción directa que teníamos planeada y, al verla, deberían reforzar la confianza y el deseo de probar este novedoso avance.

Mailing directo

Semanas antes de la feria, se envió un paquete a cada científico y especialista, con una pregunta clave sobre cómo toman sus decisiones científicas o médicas, lo cual es sumamente relevante para ellos. Se incluía:
A) una explicación clara de los logros que se consiguen con el software de Quibim
B) acceso gratuito temporal al software para que puedan realizar estudios reales
C) un simpático regalo para tener sobre su escritorio (y así tener presente siempre la marca), que consistía en unos “dados de reflexión” para tomar decisiones que no son tan importantes como las que debe tomar en su profesión.

Folletos cuadrípticos orientados a los dos target

Se realizaron dos folletos, uno para los científicos y otro para los médicos especialistas con un enfoque que respondía a los intereses particulares de cada uno de ellos.
Optamos por un formato que jugaba con troqueles para diferenciarse y hacer más atractiva y original la propuesta.

Los resultados

60 % +

Se logró que más del 60% de estos expertos se interesaran en el servicio de Quibim, pidieran mayor información y se reunieran con representantes de la startup en la feria internacional.

Se duplicó la facturación de la empresa en solo unos meses.

Quibim se está convirtiendo en un referente mundial para investigaciones con biomarcadores. Fruto de ello, es su posicionamiento en el mercado americano donde ha abierto una sede en Silicon Valley. Su CEO, Ángel Alberich-Bayarri, comentaba al referirse a una de las científicas más prominentes del mundo, “…después de la campaña, yo sé que si la llamamos, nos atiende enseguida, eso antes era impensable”.