6 nov'23

Si te ríes, me lo compras: El arte del copywriting con humor

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

En el mundo del marketing y la publicidad, el copywriting es una herramienta poderosa. Es la alquimia de las palabras que puede cautivar a tu audiencia, persuadirlos y, en ocasiones, hacer que se rían a carcajadas. El copywriting creativo y con humor no solo capta la atención, sino que también puede dejar una impresión duradera.

Exploremos cómo puedes perfeccionar el arte de escribir textos creativos que hagan cosquillas a tu audiencia, para que tu marca brille:

1. Conoce a tu audiencia

Antes de ponerte creativo y chistoso, es esencial conocer a tu audiencia. ¿Qué les hace reír? ¿Cuáles son sus intereses y frustraciones? Un copywriter efectivo se pone en los zapatos del público objetivo para crear contenido que realmente resuene. No todo público se ríe de los mismos chistes.

2. Rompe las reglas, pero con estilo

Para romper las reglas como se debe, primero hay que conocerlas. Si bien es importante seguir las reglas gramaticales, a veces un poco de irreverencia puede ser divertido. Rompe las reglas, pero con moderación. Un toque de humor en el lugar correcto puede hacer maravillas.

3. Evita lo ofensivo

El humor es subjetivo, y lo que es gracioso para algunos podría resultar ofensivo para otros. Evita chistes que puedan alienar o herir a tu audiencia.

4. Utiliza el humor universal

El humor puede variar ampliamente según la cultura y la región. Opta por el humor universal, como la ironía, el humor autocrítico o situaciones cómicas que la mayoría de las personas pueden entender sin importar su origen.

5. No copies, pega con tu autenticidad

La autenticidad es clave. El humor forzado suele caer plano. Sé tú mismo, o más bien, sé el tono que mejor representa a tu marca.

¿Por qué el humor en el copywriting?

El humor es un puente emocional que conecta a las personas de una manera única. Cuando las marcas utilizan el humor en su comunicación, están enviando un mensaje claro: “No somos solo una empresa, somos personas como tú”. Esto genera empatía y simpatía, dos ingredientes clave para persuadir a la audiencia.

Veamos algunos ejemplos de marcas que convierten el humor en su superpoder comunicativo:

Ryanair: Su enfoque único y humorístico ha sido una parte integral de su estrategia de marketing y publicidad de una manera que no todas las marcas se pueden permitir. “Nuestra competencia se pregunta cómo lo hacemos. ¡Nosotros también!”

Snapple: Snapple utiliza el humor de una manera refrescante en su etiquetado. En una de sus botellas, se puede leer: “Hecho de las mejores cosas en la vida: ¡agua y azúcar!”

Zalando: Su enfoque creativo y entretenido ha contribuido a su éxito en el mercado de la moda en línea. “Vístete como si fueras a conocer a tu peor enemigo hoy.”

Oatly: “Es como la leche, pero hecha para humanos.” – Un eslogan ingenioso que juega con la idea de que la leche de avena es una alternativa más adecuada para los seres humanos que la leche de vaca.

El humor es un camino hacia la conexión auténtica con la audiencia. Así que, ¡Diviértete con las palabras, eleva tu marca y deja que el mundo se ría contigo! … o de ti.

Nicole Padua
9 jul
En un mundo en constante cambio, donde las crisis económicas, los...
17 jun
Con la llegada del metaverso, el concepto de branding está experimentando...