10 dic'18

Banksy y 3 lecciones magistrales de branding

En cinco segundos destruyes tu obra de arte y eso duplica su valor. De locos ¿no? pero es exactamente lo que ha ocurrido con la creación “Girl with balloon (Niña con globo)” del afamado y anónimo artista callejero Banksy, quien a través de un artilugio instalado en el marco, hizo que la obra se autodestruyera tras venderse por 1,2 millones de
euros en la subasta inglesa de Sotheby’s.

Saquemos algunas lecciones de marketing y branding de la marca creada por este misterioso graffitero.

¿Cómo ha llegado un artista callejero a crear una marca tan potente y reconocible?

Diferenciándose

¿Cuántos artistas callejeros hay? una legión. ¿Cuántos de ellos han alcanzado a vender obras por uno o dos millones de euros? Uno, Banksy.

Unir un concepto provocativo y un estilo pictórico realista propio, apartado de los clásicos graffitis, le supuso despegarse de los demás, diferenciarse claramente y ganar una enorme notoriedad… y dinero.

Hemos visto los beneficios de una estrategia similar en las campañas de Oliviero Toscani para Benetton, provocativas, con un estilo único que también se tradujeron en magníficos resultados de notoriedad y ventas.

¿En qué y cómo se diferencia tu empresa?

Creando historias

¿Quién es Banksy? ¿Será verdad que se llama Robin Gunningham? ¿o será Robin Banks? Hasta se han hecho estudios con algoritmos y geolocalización para intentar desvelar su identidad.

Esas historias que se cuentan sobre él, ese halo de misterio atrae aún más la atención sobre su obra.

¿No te recuerda a la fórmula “secreta” de Coca-Cola? El misterio nos atrae. ¿Quién será este chico o esta chica nueva en la oficina o en el cole? Los seres humanos somos curiosos y las buenas historias nos atrapan.

¿Qué historias tiene tu marca que puedan seducir a tus clientes?

Sorprendiendo

Hace mucho que Banksy sorprende con su arte transgresor de denuncia social. Pero no se queda en sus obras, lo de Sotheby’s lo hizo sin pintura.

En Nueva York vendió en forma anónima sus obras por 60 dólares en un puesto callejero. Una mujer llego a regatear una de sus pinturas para decorar la habitación de su hijo y logró un 50% de descuento. Al final de la jornada Banksy había recaudado la “impresionante” suma de 420 dólares.

Cuando trascendió la noticia la sorpresa fue mayúscula pero la insólita oferta había pasado y dijo que nunca más volvería a ocurrir. ¿Sabrán los compradores de aquellas “baratijas” que tienen obras que multiplican por más de mil lo que les costó?

Banksy nunca repite, siempre sorprende.

Ferrero Rocher aprendió muy bien esta lección y no para de vender Huevos Kinder. No precisamente por el chocolate, si no por la sorpresa que contiene.

¿Cómo puedes sorprender a tus clientes y a tus trabajadores?
___________________
Hay quienes piensan que Banksy es un graffitero con suerte. Se equivocan. Banksy es un graffitero con branding, que es muy diferente.

Aplica rápido estas tres lecciones y no las destruyas, porque si lo haces, te perderás su enorme valor ;).

Carmen Salas
Carmen Salas
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...