8 jul'19

Cómo reconocer el presupuesto web que más te conviene

Hoy en día es una práctica común el pedir varios presupuestos a la hora de desarrollar una página web. Se trata de una costumbre muy recomendable ya que así podemos hacernos una idea de los precios y enfoques de diferentes agencias.

Pero…. ¿es este un buen método para saber si una agencia es más cara o más barata que otra? ¿Podremos decidir con certeza la más adecuada para nuestro proyecto?

Para resolver estas dudas, un buen indicador es la calidad de las especificaciones de la página web que se propone, la cual debe responder al briefing que se haya facilitado. Esto incluye diferentes puntos como:

  • ¿Dónde quiero llegar con mi página web?
  • ¿A qué público objetivo quiero alcanzar?
  • ¿Quién es mi competencia y de quién quiero desmarcarme?
  • ¿Hay algún ejemplo de página que permita comprender el tipo de web que queremos?
  • Qué apartados tendrá la página y que queremos que suceda en cada uno de ellos.
  • ¿Queremos una web que en el futuro nos permita hacer un tipo de funcionalidad especial?
  • etc.

¿Para qué sirven este tipo de preguntas? Básicamente ayudan a la agencia a poder entender las necesidades de tu empresa, qué tecnología es la más adecuada para esas exigencias, si se necesita diseño personalizado o con una plantilla es suficiente, si hace falta hacer la web en un idioma o en más….

Cada agencia dibujará un escenario que se basará en la información que le has facilitado más lo que considere que es necesario para una empresa como la tuya. Cuanto más completo sea el briefing inicial, menos interpretación habrá y se podrán obtener propuestas alineadas con el tipo de web que se pretende lograr.

Es importante tener en cuenta el tipo de agencias a las que estás solicitando el desarrollo del website. Hay que velar porque su perfil profesional esté a la altura de lo que requiere tu organización.

De esta manera, evitarás desagradables sorpresas, como que no tenga capacidad técnica, creativa o gráfica suficiente para obtener el nivel de calidad que requieres y, en el peor de los casos, debas conformarte con una web mediocre o que te toque volver a realizar el proyecto con otros profesionales con probada solvencia. Aunque parezca mentira, esto último se da más a menudo de lo que se cree. Para que a ti no te pase, recuerda:

  • Facilita un briefing claro y lo más detallado de lo que deseas para tu web a las agencias a las que les solicitarás presupuesto.
  • Analiza cada presupuesto para ver si responde a tus pretensiones y con qué características técnicas y artísticas desarrollarán el proyecto.
  • Compara las propuestas no sólo teniéndo en cuenta el precio –ya que lo barato, a menudo, cuesta carísimo en tiempo, imagen y dinero– sobre todo, asegurándote que responde a lo que pretendes y que tienen la experiencia y los recursos para llevar a buen puerto tu web.

Luego de ver sus portfolios webs, sus planteamientos técnicos y artísticos, estarás en mejor
posición para elegir la agencia que desarrolle con éxito la web que realmente quieres y necesitas.

Ismael Martinez
Ismael Martinez
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...
7 sep
En el primer artículo de la serie Zoom, os contamos 4...