23 sep'19

10 Beneficios de la publicidad nativa

Según IAB Spain, un 30% de los usuarios de internet acepta positivamente que la publicidad que se le muestre sea acorde a sus intereses, mientras que a un 40% le es indiferente. Y un 48% declara que la publicidad que ha visto recientemente se ajustaba a su perfil.

Las marcas han tardado años en darse cuenta de que la publicidad nativa era la solución, pero como se suele decir, más vale tarde que nunca. Y además que la combinación publicidad nativa + personalización acerca a las marcas un poco más hacia las campañas con éxito.

Personalizar la publicidad está muy bien, pero el paso previo en todas las campañas es que el usuario acceda al anuncio y haga click en él. Y para ello la publicidad nativa se vuelve fundamental y aporta muchos beneficios a la marca.

  1. No invasiva: El más básico, se trata de anuncios que no son invasivos para los consumidores, puesto que son contenidos que se integran perfectamente en los soportes.
  2. Mayor confianza: La publicidad nativa genera mayor confianza que la tradicional al no ser intrusiva. De hecho, según Taboola, esto sucede para dos de cada tres consumidores de las generaciones X y Z.
  3. Contenido atractivo y de calidad: Los contenidos que ofrece la publicidad nativa son atractivos para los consumidores, que disfrutan de contenidos de calidad y que les resultan de interés. Por su parte, los anunciantes consiguen una mayor interacción con los usuarios. Y los soportes experimentan un incremento de su CPM, así como de los ingresos.
  4. Incremento de las ventas: Las marcas que invierten en publicidad nativa, incluyendo formatos atractivos, consiguen aumentar las ventas.
  5. Más visibilidad: El cerebro humano está «entrenado» para ignorar la publicidad cuando está navegando por internet. Pero al estar integrados, los anuncios nativos superan esta barrera y consiguen ser un 53% más visibles que los típicos banners.
  6. Mejor experiencia de navegación: Al no interrumpir de forma agresiva la lectura de los usuarios, la experiencia de navegación es mucho más agradable, y por lo tanto la imagen y la reputación de la marca mejoran. Es más, los usuarios no sólo reciben mejor esta publicidad, sino que están más dispuestos a compartirla, especialmente los anuncios de contenido. De hecho, un 32% de los usuarios compartiría la publicidad a través de sus redes sociales si esta le aportará un valor útil.
  7. Más tráfico nuevo: Este tipo de publicidad permite a la marca alcanzar a usuarios que han dejado de responder a la publicidad tradicional, lo que supone una “nueva” e interesante fuente de tráfico. Un tráfico que, por lo general, suele tener un coste por clic bastante reducido.
  8. Incrementa considerablemente los CTR: En relación con el punto anterior, y en comparación con la publicidad display, se consigue un mejor CTR.
  9. Aprendizaje acerca de los intereses del target: Otro punto importante, podemos conocer mejor los gustos de nuestro target. El análisis de las reacciones ante las campañas de la marca le permite ir adaptando la estrategia de comunicación para hacerla cada vez más efectiva.
  10. Más entradas en la parte superior del embudo de conversión: Este tipo de publicidad no suele estar orientada a la venta directa, sino principalmente a la atracción de usuarios en las primeras fases de interés por la marca. Por ello se emplean contenidos que les resulten atractivos. Y se trata de una forma bastante acertada de generar nuevas audiencias para hacer campañas de retargeting. Y así poco a poco ir guiándoles hasta convertirse en clientes fieles de la marca.

La publicidad nativa, como ves, tiene muchos beneficios, por lo que si aún no forma parte de tu estrategia publicitaria sería interesante que te planteases incluirla. Tu marca, tus usuarios y tú saldréis ganando 😉

Pablo Sales
Pablo Sales
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...