28 oct'19

Posicionamiento en buscadores. Parte 1: ¿Qué es el SEO?

Con este artículo, pretendemos sumergirnos en el mágico mundo del posicionamiento online.

Cada día hay más páginas web en internet. Parece no tener fin en cuanto a la cantidad de información que se agrega a internet día tras día. Por este motivo, el posicionamiento online adquiere cada vez más relevancia ya que es muy posible que tengamos una web pero nadie te
encuentre entre tantas y tantas opciones.

En esta serie de artículos que haremos sobre el posicionamiento en los buscadores, hablaremos sobre los distintos tipos que hay y haremos comparaciones entre ellos a fin de poder evaluar cuál es más importante para mi empresa.

El SEO –u optimización de motores de búsqueda– es la parte del marketing de búsqueda que utiliza tácticas orgánicas –ahora explicaremos un poco más de qué se trata– para ganar visibilidad en los buscadores.

Con SEO, las marcas no pagan por la colocación en los buscadores. En cambio, utilizan una variedad de tácticas que hacen que los motores de búsqueda muestren su contenido cerca de la parte superior de los mismos porque el resultado es valioso y autorizado.

El SEO incluye cientos de tácticas que pueden ayudar a una marca a aumentar su ranking de búsqueda. Podríamos distinguir entre zonas negras (Black Hat), grises (Grey Hat) y blancas (White Hat) a la hora de categorizarlas.

Diríamos que las negras son cosas que pueden funcionar bien pero que están penalizadas por los buscadores por ser una práctica no lícita. La zona gris sería un punto intermedio y la zona blanca serían aquellas acciones que son totalmente lícitas y aceptadas por los buscadores.

Recomendamos siempre moverse en las zonas blancas para evitar problemas así que debemos ser muy cautos a la hora de escoger a nuestro experto en posicionamiento porque podríamos recibir una penalización en nuestro posicionamiento si hacemos prácticas grises o negras. Estas técnicas de SEO blanco (White Hat) a menudo se agrupan en tres categorías.

SEO on page. Son todas las acciones que hagamos en nuestra propia página web para atraer al público objetivo mediante nuestro contenido. Estas estrategias incluyen: investigación de palabras clave, creación de contenido y optimización de palabras clave. Este tipo de acciones pretenden ayudar a los motores de búsqueda a comprender el contenido de nuestra web y así darles un posicionamiento mejor.

El SEO técnico. Optimiza los elementos técnicos de la página web. Estas estrategias se relacionan con: velocidad del sitio, compatibilidad móvil, indexación, rastreabilidad, arquitectura del sitio, datos estructurados y seguridad. Este tipo de acciones ayuda a mejorar la usabilidad de nuestra web y es muy valorado en los motores de búsqueda a la hora de darnos mejores posiciones en los buscadores.

El SEO off-page. Este tipo de acciones construyen la reputación y autoridad de un sitio web al conectarlo con otros sitios web de alta calidad. Las técnicas de SEO fuera de la página incluyen: construcción de enlaces (adquisición de backlinks de alta calidad) de otros sitios web y gestión de listados locales y perfiles de directorio. Cuando muchos sitios web enlazan con nuestra web, esto manda la señal a los buscadores de que nuestra web es fiable y que es importante darle mejores posiciones.

Un plan de SEO sólido no se centra solo en uno de estos tres tipos de acciones SEO, sino que combina las tres estrategias para producir los mejores resultados. En futuros artículos seguiremos analizando otros tipos de posicionamiento como el SEM y haremos comparativas entre ellos.

Ismael Martinez
Ismael Martinez
28 sep
Continuamos con nuestra serie sobre digitalización empresarial. En el artículo anterior...
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...