16 mar'20

El porqué debes poner a los accionistas los últimos y no los primeros para el éxito de tu empresa

La poderosa organización que aglutina a los presidentes ejecutivos de las empresas más relevantes de USA, Business Roundtable, está queriendo cambiar las reglas del juego que desde 1970 rigen el capitalismo, cuando Milton Friedman aseguraba que la única misión de la empresa era el beneficio para el accionista.

En agosto del año pasado, Jamie Dimon, líder de esta agrupación y presidente ejecutivo del banco JP Morgan Chase, hacía pública la declaración en la que proponen un cambio radical en su visión sobre el objetivo de sus empresas.

Friedman no había tenido en cuenta que había otros propósitos corporativos que, no solo son compatibles con el beneficio, sino que lo refuerzan cumpliendo con la responsabilidad que tienen las empresas con la sociedad.

El propio Financial Times, uno de los mayores defensores del capitalismo, sostiene que hay que rectificar la filosofía empresarial por motivos humanos, económicos y también empresariales para poder sobrevivir.

La declaración de Business Roundtable establece que las organizaciones deben generar valor a todos sus grupos de interés, no solo a los accionistas. De hecho, sugieren un orden que los relega al último de la fila: primero los clientes, luego los empleados, los proveedores, las comunidades y, finalmente, los accionistas.

Podría pensarse que se trata de una estrategia de maquillaje, el tiempo lo dirá. Lo cierto, es que los datos revelados por varios estudios demuestran que los periodos en que no era la rentabilidad el objetivo, sino que las empresas estaban más centradas en la performance subyacente del negocio, el beneficio era mayor.

Así mismo, las empresas que priorizan a los clientes, a los empleados y a la sociedad, también logran mejores índices de rentabilidad.

Nosotros tenemos el privilegio de ver en primera fila el éxito que están teniendo algunos de nuestros clientes que llevan a la práctica esta nueva visión de negocio. Por supuesto, tienen en cuenta la rentabilidad, pero ni por asomo es su prioridad. Los motiva el valor que están aportando a la sociedad. Su Responsabilidad Social Corporativa (RSC) no es solo para la “foto”, sino que es parte neurálgica de su razón de ser y los resultados están siendo espectaculares.

Si piensas en tu empresa a largo plazo, debes hacerte estas reflexiones y preguntarte si estás priorizando a las personas en tu organización. ¿Cuánto valor aportas a tus clientes, a tus empleados, a tus proveedores, a la sociedad en su conjunto y, claro, también a tus accionistas?

Este es el nuevo paradigma a seguir si tienes aspiraciones a largo plazo. Un grupo de científicos finlandeses en un informe encargado por la ONU, afirman que el capitalismo, tal y como lo conocemos, está llegando a su fin.

Los nuevos tiempos pasan por las personas, por la RSC, por el cambio climático, por la honestidad, por la transparencia, por los propósitos elevados, por tener la vista situada mucho más allá que en los beneficios ¿Estás preparando a tu organización para estos desafíos?

Carmen Salas
Carmen Salas
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...