18 may'20

¿Tu empresa R E S P I R A? Las 7 claves para sobrevivir al coronavirus

Como venimos apuntando en los últimos artículos, la situación derivada de la COVID-19 no parece que vaya a ser temporal, sino que más bien va a suponer un punto y aparte.

Una experiencia tan dramática y con una duración tan prolongada como la que estamos experimentando genera cambios en los hábitos de consumo de las personas e influye en su comportamiento de forma permanente.

Ser consciente de ello te brinda la oportunidad de tomar medidas para no quedarte atrás.

En este momento de la historia debemos ser rápidos y ágiles para adaptarnos a la “nueva realidad” y ser capaces de afrontarla tanto a corto como a largo plazo.

Por ello, desde SG te recomendamos que te detengas por un segundo y respires profundamente tres veces.

La importancia de r e s p i r a r

Ahora que estamos un poco más tranquilos, vamos a analizar cómo trazar una estrategia que te ayude a mantener el barco a flote y capear la tormenta:

Repasa tus fortalezas: identifica en qué destaca tu empresa y cómo puedes utilizar esos recursos para enfrentarte a las debilidades de tu marca, evitar las amenazas del entorno y aprovecharte de las oportunidades que brinda el mercado.

Empatiza con tus consumidores: ve un paso más allá y trata de entender cuáles son sus miedos y necesidades ahora y, también, cómo pueden cambiar en el medio plazo.

Es importante que no te quedes en la superficie, hay que indagar hasta llegar a la raíz de sus puntos de dolor. Recuerda que el 85% de las decisiones las tomamos de manera inconsciente.

Segmenta el mercado y elige sabiamente: debes centrar tus esfuerzos en aquellos grupos de consumidores que sean más atractivos, por su tamaño, margen de beneficios que te reportan, imagen de marca que quieras transmitir, etc.

Propuesta de valor: en base a tus fortalezas y a tu gran comprensión del mercado, tienes que adaptar tu oferta o desarrollar nuevos productos/servicios que cubran las necesidades de tus clientes actuales.

De esta forma podrás demostrar que estás cerca de ellos, que te importan y que les escuchas, potenciando la lealtad hacia tu marca y aumentando el lifetime value de tus clientes.

Innovación como cultura de empresa: cada vez los cambios están sucediendo en un menor espacio de tiempo, esto nos obliga a tener que innovar de forma más frecuente y en un entorno más inestable.

Es por ello, que toda la empresa debe asimilar esta realidad y ser capaces de responder de forma adecuada ante los cambios que ocurren ahora y aquellos que están por venir.

Redes sociales: todas las personas necesitamos el contacto físico para nuestro “bienestar psicológico, emocional y corporal”. Ahora que llevamos más de 60 días confinados nadie puede negarlo, y como la COVID-19 nos obliga a mantener una distancia de seguridad, debemos encontrar otras fórmulas para estar cerca de aquellas personas que nos importan.

Las redes sociales son un vehículo excepcional para ello, no solo te permiten comunicar las bondades de tu producto/servicio o crear comunidad alrededor de tu marca, sino que debes utilizarlas para estar en contacto con tus clientes actuales y potenciales, trasladando esa sensación de cercanía que tanto echamos de menos.

Agilidad: adaptarte a los cambios es casi tan importante como hacerlo a tiempo. Tus clientes te necesitan ahora, debes ser ágil en la toma de decisiones y su implementación.

De esta forma podrás ofrecer ese valor extra que te permitirá seguir adelante y perdurar en el tiempo.

Conclusión

A estas alturas del artículo debes tener claro que la adaptación no es una opción, es una realidad. Por lo tanto debes pasar de la fase de negación y aceptar la situación en la que nos encontramos para tomar las decisiones que te permitirán superar esta crisis.

Si durante este proceso la ansiedad y los miedos se apoderan de ti, recuerda: r e s p i r a. 😉

Victor Cebriá
Victor Cebriá
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...