4 ene'21

Creatividad y análisis: el matrimonio indispensable para el futuro de tu empresa

La pandemia ha dejado en evidencia que lo que venimos pregonando hace años, es cierto. Que todos podemos ser extremadamente creativos y que esta cualidad es de lo más contagiosa.

Superando el miedo, el desconcierto y la incertidumbre, la creatividad se ha revelado como uno de los mejores salvavidas y trampolín para salir adelante.

La gente reinventó negocios. Se las apaño para estar juntos aún en la distancia. Vimos cosas insólitas, como policías bailando en las calles para animar a los vecinos. Pizzerías que incluían mensajes de ánimo escritos a mano en sus cajas. Pastelerías que enviaban media tarta a dos direcciones distintas para que pudieran celebrar unidos por el mismo pastel. Músicos dando conciertos desde balcones y la vecina audiencia vitoreándoles como si estuviesen en los palcos de un teatro… en fin, hay ejemplos maravillosos para todos los gustos.

Subrayamos esto, no solo por que nos dedicamos a la creatividad, sino porque es uno de los pilares esenciales para el presente y el futuro de tu empresa.

Y decimos “uno” de los pilares, porque el otro es el análisis.

Deben ir de la mano, como los dos hemisferios del cerebro, el creativo y el analítico.

La crisis, al poner “patas para arriba” nuestro ex-previsible mundo empresarial, es el viento que nos obliga a volar. Si ajustamos bien las alas nos eleva y acelera nuestro camino. Pero si pretendemos volver a la que era la supuesta normalidad, ese mismo aire nos puede destrozar.

Ya en 2018 el Foro Económico Mundial, advertía que en torno a la mitad de las habilidades necesarias para desempeñar un trabajo cambiaría en los próximos años.

Esas previsiones se aceleraron a velocidad supersónica con la COVID-19. Nos han obligado a replantear y reinventar nuestras organizaciones para hacer frente a los nuevos desafíos.

¿Cuáles son las habilidades que más se demandarán desde ahora hasta 2022? Según el estudio Future for Work de la EY, el podio lo ocupan:

  1. Creatividad (91%)
  2. Recopilación y evaluación de información (87%)
  3. Análisis información numérico (85%).

Una conclusión similar ya la había anticipado en 2019 LinkedIn en su estudio sobre las habilidades demandadas, la creatividad, también se situaba a la cabeza.

¿Por qué esta elevada demanda de creatividad?

Principalmente, por dos razones:

En primer lugar, porque todas aquellas tareas que sean susceptibles de ser automatizadas, lo serán, como apuntan varios analistas . Por ejemplo, los robots, no solo son más precisos, rápidos y productivos, tampoco se cansan ni son afectados por una pandemia.

En segundo lugar, porque la velocidad de cambios y la inestabilidad que ésta conlleva, requiere de la capacidad de encontrar soluciones inéditas ante los permanentes nuevos desafíos. En eso, los humanos le llevamos gran ventaja a las máquinas, y esta pandemia lo ha reconfirmado una vez más, como apuntábamos al inicio.

La creatividad, a diferencia de cómo se originaba anteriormente, no depende de un selecto grupo de “iluminados”, sino que puede surgir de cualquier persona de la empresa, esté en el departamento creativo o en administración, dirección estratégica o, incluso, en la limpieza. De allí que sea tan relevante desarrollar las habilidades creativas que todas las personas poseemos.

Para que la creatividad esté bien enfocada, es vital, no solo contar con información, sino saber analizarla para encontrarle su sentido.

¿De qué serviría desarrollar una manera creativa y efectiva de multiplicar la producción de carne, si no hemos sabido detectar que los datos nos revelaban que en pocos años no habría demanda porque la población sería vegetariana?

En definitiva, la manera para que tu empresa prospere en los convulsos tiempos que vivimos, es unir creatividad y análisis en santo matrimonio para que la muerte no separe a tu empresa del éxito.

Fernando Seco Marrone
11 oct
Linkedin se ha convertido en la principal red social de contenido...
4 oct
¿Sigue siendo relevante el SEO para tu empresa o hay caminos...