20 abr'21

5 Técnicas para alcanzar tu porcentaje de rebote ideal

Hace algún tiempo te contamos qué es el porcentaje de rebote y cómo podías reducirlo mediante una serie de consejos. Y ahora, con la evolución de las webs y de esta métrica, vamos a contarte qué es el porcentaje de rebote ideal de tu página web y una serie de técnicas para alcanzarlo.

Si alguna vez te has parado a revisar esta métrica, te habrás dado cuenta de que según el informe a través del cual la analices, sus valores pueden ser muy distintos. De hecho, hasta la propia media de tu web puede variar mucho de un mes a otro.

Te preguntarás: Entonces, una tasa de rebote alta, ¿es una buena o una mala señal para tu SEO? Y la respuesta es muy sencilla: todo depende del tipo de página web que tenga tu marca, además del tipo de contenidos que haya en la URL que visita el usuario.

Es más, como ya te contamos en su día, las medias más habituales de porcentaje de rebote son: para una landing page suele estar en un 20%, para un blog oscila entre el 60% y el 80%, para un ecommerce el un promedio está entre un 20% y un 40%, para una web corporativa se queda en un 20%, y en el caso de páginas web con una única URL el porcentaje se dispara hasta el 80%.

Así que como ves depende mucho del tipo de proyecto y del informe que estemos analizando. Pero como queremos ser algo más concretos, vamos a ver cuál sería el porcentaje ideal. Para ello, antes de nada, es importante recordar que es el porcentaje de rebote según el propio Google: la cantidad de veces que un usuario entró en una página de nuestra web y se fue sin navegar por ella.

Según esa definición, una persona que entra en un artículo de tu blog, lo lee y se marcha sin hacer click a alguna otra parte de la web, se considera rebote. Mientras que otro usuario que llegue a tu tienda online a través de la página de un producto, después se vaya a la página de inicio y de ahí se vaya de la web, no es un rebote. Así que, ¿en qué debemos fijarnos para saber cuál es el rebote ideal? En la Tasa de Conversión.

En el primer caso, si tu objetivo es que se lean los artículos del blog y, a pesar de una elevada tasa de rebote, el tiempo promedio supera los 3 minutos, puedes considerar que se habría cumplido tu objetivo. Mientras que, en el segundo, si alguien entra a tu e-ecommerce, pero no compra nada y la tasa de rebote es alta, algo está fallando.

Ahora bien, no podemos obviar elevadas tasas de rebote sólo por el hecho de que la tasa de conversión nos es favorable. Ya que, de cara al SEO, este dato no puede obviarse por ser uno de los que más influye en el posicionamiento.

Así que el rebote ideal vendrá marcado en función de lo que pretendas conseguir con tu página web. Volviendo a los ejemplos de antes:

  • Si tienes un blog: el tiempo de permanencia será en lo que deberás de fijarte junto con el porcentaje de rebote.
  • Si tienes un e-ecommerce: los clicks en las páginas de productos, las visitas a la página de cierre de pedido y cosas así será en lo que te fijarás además de la tasa de rebote.

 

Según los expertos, menos de un 20% o más de un 90% se considera un dato malo, ya que son datos llamados irreales. Y se tiende a pensar que, o bien hay algún fallo en la configuración de la cuenta de Analytics (cuando es menor de 20). O bien, que hay un error importante de diseño o usabilidad de la web (cuando es mayor de 90).

Un porcentaje en torno al 50% se consideraría bueno, y si lo consigues rebajar en torno al 30% se consideraría excelente.

Y ahora que ya sabes esto, vamos con las 5 técnicas para alcanzar tu porcentaje de rebote ideal.

1. Dedícale tiempo al diseño de tu web

Como hemos comentado, el problema puede venir por un diseño poco efectivo. Por ejemplo, huye de las parrafadas, hoy en día la gente no se suele parar a leer grandes textos en una web salvo que esté leyendo un post. Juega con las imágenes, los botones de llamada a la acción, la estructura de títulos y subtítulos, o el uso de listados. Esto hará que tu página sea más amigable.

2. Optimiza los tiempos de carga

Recuerda que en todo momento estamos tratando de mejorar el SEO de la web, y que uno de los puntos más importantes es la velocidad de carga de la misma.

Trata de centrarte en este dato: 3 segundos. Es el tiempo máximo que los usuarios suelen esperar a que cargue una web. Más allá de ese tiempo empezarás a perderlos.

Sí, es muy poco, lo sabemos, pero a mayor tiempo de carga también suele darse un mayor porcentaje de rebote.

3. Elige correctamente tus keywords

Se trata de que hagas una correcta selección de palabras clave, no sólo centrándote en las de tu sector con un gran volumen de búsquedas, sino en aquellas que, además de lo anterior, reflejen una intención por parte del usuario.

Por ejemplo. Imaginemos que tienes una tienda online de ropa, y haciendo un análisis de keywords encuentras que la palabra “pantalón vaquero oscuro” tiene más de 50.000 búsquedas mensuales. A priori esta sería una buena opción ya que vendes ese producto, pero esa palabra en sí misma no refleja ninguna intención, por lo que no es tan interesante.

Sin embargo, “pantalón vaquero oscuro en oferta”, aunque tiene menos búsquedas sí que la refleja. Y por lo tanto incrementará tus posibilidades, ya que el usuario va buscando comprar, a buen precio, pero comprar. Así que atrae a usuarios de más valor y que al estar más interesados, no generarán rebotes.

4. Las landing page son de gran ayuda

Genera diferentes landing page con palabras clave asociadas que te ayuden a ampliar la cantidad de sitios por los que puede acceder el usuario a la web. Así les das más opciones según sean sus intereses cuando llegan a tu página y evitas que se marchen pronto.

5. No te pases con los pop-ups

Este puede ser uno de los elementos más molestos de una web si no se usa con precaución.

Bien empleado es una gran herramienta de captación de leads, pero con un mal uso es una peligrosa herramienta que contribuye a aumentar el porcentaje de rebote. Así que pon los menos posibles y siempre que sean estrictamente necesarios.

Llegado este punto, esperamos haberte sido de ayuda con este tema, que tantos quebraderos de cabeza trae a los analistas web. Ahora que sabes todo esto, alcanzar tu porcentaje de rebote ideal te será mucho más fácil, y dormirás mejor ;).

Pablo Sales
26 jul
¿Te comunicas dentro de tu empresa a través de emails? ¿Tus...
19 jul
Hace ya años que las videoconferencias llegaron a nuestras vidas y...