22 feb'22

Por qué debes definir un ”buyer persona”

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

Si has estado cerca del mundo del marketing en los últimos años, probablemente hayas escuchado el término buyer persona, en este artículo, veremos las ventajas que aporta crear uno. Y de porque resulta imprescindible dentro del mundo del inbound marketing de hoy en día.

Definir un buyer persona, te ayudará a dirigirte a tu cliente ideal.

Crear un buyer persona ayuda a las empresas a comprender y empatizar con sus clientes y así poder realizar un servicio mejor enfocado hacia ellos.

Esto puede sonar obvio, pero no es tan simple como parece. Si prestas atención a la forma en que las empresas suelen presentarse a su cliente final, notaras que muchas de ellas comienzan hablando de sus funciones, no de las necesidades del cliente.

Un buyer persona te recuerda que debes poner los deseos y necesidades de tu audiencia por delante de los tuyos para así poder crear un contenido mejor optimizado para tu audiencia.

Pero, ¿Qué es realmente un buyer persona?

Es una descripción muy detallada de tu público objetivo, de cómo es su día a día, los desafíos que enfrentan y que tipo de decisiones toman en consonancia.

Lo normal es tener varios tipos para un negocio. Por ejemplo, si el cliente final de tu producto necesita obtener la aprobación de otra persona antes de realizar una compra, debes separar cada individuo involucrado en esa decisión. Cada uno tendrá diferentes criterios, por lo que habrá que realizar diferentes estrategias para abordar esas necesidades, el proceso en sí mismo, ya va a resultar esclarecedor y este ejercicio te ayudará a notar cosas que antes no habías percibido.

Se trata de persona ficticias, pero se basan en una investigación profunda de tu audiencia actual o que deseas tener en el futuro.

Como es imposible conocer a cada cliente de manera individual. Le darás a este buyer persona un nombre, detalles demográficos, de intereses y rasgos de comportamiento. Tienes que comprender sus objetivos, sus puntos débiles y patrones de compra. Incluso puedes darles una cara usando una fotografía o ilustración, esto te permitirá empatizar más con él y optimizar tu marketing de contenidos.

Para crear un buyer persona necesitas recoger datos de clientes existentes y hacer un estudio del mercado.

Preguntas para definir un buyer persona.

1. ¿Se comunicó contigo primero?

2. ¿Fueron ellos los que tomaron la decisión final?

3. ¿Cómo es su trayectoria laboral?
• ¿Es una persona o una empresa?
• ¿Son el principal punto de contacto de su empresa?
• ¿Roles en su trabajo?
• ¿Gestionan personas o procesos?
• ¿Tienen que responder ante un jefe o supervisor o toman la mayoría de las decisiones?
• ¿Cuáles son sus objetivos profesionales? ¿Están buscando ascender o simplemente esperan llegar a la jubilación?
• ¿Qué títulos de trabajo podrían tener?

4. ¿Cómo es su vida personal?
• ¿Genero?
• ¿Qué edad tienen?
• ¿Están casados o solteros? ¿Niños o sin niños?
• ¿Dónde viven?
• ¿Qué pasatiempos tienen y qué les gusta hacer fuera del trabajo?
• ¿Qué redes sociales frecuenta?
• ¿Qué dispositivos utiliza?

Al responder todas estas preguntas adecuadamente conocerás los elementos importantes donde enfocar tus esfuerzos y poder resolver las verdaderas necesidades de tus clientes.

Conclusión:

Los consumidores, por norma general acaban en las empresas que conocen y en las que confían. La mejor manera de generar esta confianza es mostrar una comprensión y preocupación genuinas hacia ellos. Ganar esa confianza requiere un cambio sutil, pero importante, en la forma en que presentas tus productos.

Gracias al buyer persona podrás conocer mejor a tu público objetivo y así diseñar las mejores estrategias y acciones dirigidas hacia él, esto tendrá un impacto muy positivo en tus ventas y visibilidad de marca.

Ismael Martinez
16 may
A día de hoy, Linkedin tiene más de 575 millones de...
9 may
Los motivos para que una marca adopte el lenguaje inclusivo en...