17 oct'22

¿Sabes qué influencer le va mejor a tu marca?

Por regla general todos sabemos qué es un Influencer. Por definición, sería una persona con determinada cantidad de seguidores en redes y con habilidades comunicativas, capaz de generar un vínculo emocional con una parte de sus seguidores e influir en lo que usan o compran a través de sus prescripciones.

El influencer suele crear comunidades de mayor o menor tamaño y conseguir a través de ella notoriedad, alcance o autoridad. Sin embargo, no debemos olvidar a aquellos especialistas, influencers también, de distintos sectores que por su bagaje y con el uso de las herramientas digitales han adquirido la credibilidad de sus seguidores.

Los perfiles sociales de estos prescriptores modernos son por ende prácticamente un medio de comunicación con una audiencia medible y, lo mejor de todo, con una efectividad también medible. Son una opción de comunicación estratégica interesante para las empresas pero siempre hay que tener en cuenta, al menos, estos 3 detalles:

1. La red social

En general y hasta hace un par de años hablar de influencers estaba ligado principalmente a Instagram. Pero hoy en día, los tiktokers están ganando terreno con el contenido audiovisual y con crecientes comunidades de followers. En Tik tok las reglas suelen ser un poco distintas ya que es la red que más microinfluencers tiene, según revelan varios estudios.

2. Tipos de influencers

Según la cantidad de seguidores, podemos clasificar sus perfiles en:

• Nanoinfluencers: de 1.000 a 5.000 seguidores.
• Microinfluencers: con entre 5.000 y 20.000 seguidores.
• Influencers de nivel medio tienen entre 20.000 y 100.000 seguidores.
• Macroinfluencers: de 100k a 1 millón seguidores.
• Megainfluencers: más de 1 millón seguidores.

Además, según el nicho podemos hablar de: gamers, deportistas, amantes de la vida healthy, amantes de la moda, viajeros, fotógrafos, humoristas, comediantes, madres, padres, médicos, arquitectos, nutricionistas, etc. En España, los nichos que mejores resultados arrojan por norma general son los de lifestyle familias, nutrición o el de belleza.

3. Engagement

Pero la red y la cantidad de seguidores que tenga el influencer no es lo más importante sino el nivel de compromiso o interacción de la comunidad con el contenido que se le ofrece. Un alto engagement constituye una alta interacción con los seguidores, reflejo del interés que suscita el contenido y la persona.

En la actualidad los microinfluencers están ganando terreno ya que la credibilidad de los grandes se está viendo afectada llegando a niveles similares de los de la publicidad convencional.

Los beneficios de contar con una estrategia de marketing de influencers son claros: puedes conseguir una buena repercusión con una inversión menor que con la publicidad convencional, refuerzas la credibilidad si la asocias a la persona adecuada y las colaboraciones pueden llegar a ser mejores incluso a largo plazo.

La clave está en la elección de influencers afines a tu público objetivo y a tu marca. Recuerda que esa comunidad no está integrada solo por famosos, videogamers, deportistas o estilistas; también hay científicos, médicos, ingenieros, chefs, profesores y otros grandes profesionales que tienen un público fiel sobre el que influyen y vincular tu marca a ellos puede ser un puntazo para tu negocio.

Natalia Reyes
28 nov
¿Sabías que —según estimaciones de académicos— cada 25 palabras que empleamos...
21 nov
Como ya sabemos, LinkedIn es una plataforma que nació como una...