8 dic'22

¡Ponte las chanclas y aporta valor a tu negocio!

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

¿Por qué trabajar tu branding te ayudará a llegar mucho más lejos en tus ventas?

Notamos que muchas empresas ven la importancia del branding solo en el momento de construcción de la marca. Cuando están todos emocionados con el nuevo logo, la nueva imagen y la nueva frase que resume en pocas palabras todo aquello que siempre han deseado contar sobre su empresa, la famosa tagline.

Sin embargo, pasado este momento tan emocionante, muchas veces se olvidan de que la construcción de marca es una carrera de fondo. Requiere tiempo, dedicación y paciencia.

Nos gusta pensar en branding como una herramienta que genera valor a través de la alineación entre tu marca, tu negocio, tu marketing y tu comunicación.

Todo muy bonito y teórico. Vamos a la práctica.

¿Cuántas veces has tenido un excelente producto en las manos y te has dado cuenta de lo bueno que era solo después de usarlo? ¿Y cuántas veces has visto productos interesantes de cuya marca nunca has escuchado hablar? ¿Y cuántas más has comprado algo que parecía muy chulo, de una buena marca pero, al utilizarlo, te has dado cuenta que no te aportaba tanto?

¿Qué les ha pasado a estos casos? Pues, en el primero seguramente ha fallado la comunicación. En el segundo, la estrategia de marca. Y, en el tercero, una estrategia alineada con el valor real del producto, que no genere expectativas que no se cumplirán y generarán frustración con la marca.

En todos estos casos, una estrategia de branding acertada y consistente ayudará a aportar valor a tu marca y/o a tu producto.

Una encuesta global de Nielsen muestra que el 60% de los compradores busca activamente marcas a la hora de realizar sus compras. Y un 21% nombra la marca como el principal factor para sus compras.

¿Y cómo las famosas chanclas nos sirven de ejemplo de una excelente estrategia de branding?

Allá, por los años 90, Alpargatas (empresa propietaria de las Havaianas) pasaba por un serio desafío: un producto extremadamente popular entre un público de escasos recursos, vendía mucho pero a un precio tan bajo que no lograba que le cuadraran las cuentas.

Fue cuando decidieron darle un giro al producto. Invertir en un nuevo enfoque de branding, que incluía su reposicionamiento y potenciando su comunicación.

Las chanclas, que hasta entonces llevaban un único modelo y pocas opciones de color, resurgieron en colores vivos, estampados, apuntando a un público diferente, más “cool” ¡y dispuesto a pagar mucho más por un simple par de chanclas!

¿El resultado? En muy pocos meses, se transformó en una fiebre nacional que logró cruzar los océanos y hacerse presente en más de 60 países. La consistencia de su estrategia de marca, de ventas y de su comunicación la mantiene hasta hoy como un top of mind de las chanclas e, incluso, de estilo de vida.

Vale, nos resta contar sobre cómo el posicionamiento impulsó todo este proceso, pero esto es tema de otro post 😉

¿Te queda alguna duda de porqué invertir en branding te va a llevar mucho más lejos?

Priscilla Assumpção
23 ene
 Hace poco te contamos lo que es un Mapa de...
16 ene
Instagram no deja nunca de sorprendernos y, desde luego, los cambios...