27 feb'23

Los 5 mandamientos del buen Ejecutivo de Cuentas

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

En una agencia de branding todos los puestos son importantes ya que solo se consiguen los mejores resultados si se funciona como una maquinaria perfectamente engrasada.

La dirección, la creatividad, el diseño, la producción, el departamento digital, la administración… etc. Todos y cada uno de los puestos conforman un engranaje crucial para la consecución de los objetivos del cliente de forma efectiva.

Sin dirección, que es el eje de toda agencia, la creatividad carecería de estrategia, sin la administración la facturación puntual no sería tan sencilla y, sin esta última no podríamos llevar a cabo la producción.

Pero hay una figura que es nexo entre la agencia y el cliente, un puente que debe ejecutar su labor en el mayor de los equilibrios. Y ese puesto no es otro que el del ejecutivo de cuentas.

Esta figura se encuentra a medio camino. Trasladando las observaciones, necesidades y deseos del cliente a los distintos departamentos involucrados y conjugando los intereses de ambas partes. Debe ser la voz del cliente en la agencia y la voz de la agencia frente al cliente.

Por eso, aquí van los 5 mandamientos del ejecutivo de cuentas para que el trabajo vaya como un reloj. Si eres un cliente, esto es lo que debes exigirle a esta pieza clave para ti. Y si eres un ejecutivo de cuentas, evalúa qué tal lo estás haciendo. 😉

1. Velarás por los intereses del cliente sobre todas las cosas.

Su trabajo consiste en captar lo visible y lo invisible, traducir lo que el cliente busca, o cree que busca, y trasladarlo al resto del equipo. Tiene que ser capaz de escuchar de forma activa y saber transmitir la información del modo más fiel posible.

2. Empatizarás y entrenarás tu inteligencia emocional.

Para hacer su trabajo, el departamento de cuentas necesita mucha “mano izquierda”, una buena gestión emocional y un alto control del estrés. El trabajo de atención al público y de mediación entre personas requiere mucha resistencia. Por eso, es primordial que se arme de paciencia y de recursos que le permitan comprender a cada integrante del equipo, mejorar sus capacidades de negociación y saber cómo llegar a consensos.

3. Harás que las reuniones y contactos fluyan.

El tiempo es oro y parte del trabajo de un ejecutivo de cuentas es también velar por que el trabajo salga de forma fluida, estableciendo plazos y dando seguimiento a cada una de las tareas encomendadas a cada departamento. Por eso es primordial saber qué merece una reunión, un email o una simple llamada. Discernir qué conviene y ahorrar tiempo en reuniones es también un “superpoder” a desarrollar.

4. Comunicarás de forma efectiva.

Tan importante como escuchar y evitar reuniones superfluas, es saber comunicar las ideas de forma concisa y concreta, que permitan la consecución de los objetivos del equipo y que, al mismo tiempo, sean fieles a las instrucciones del cliente.

De esta manera se logra entregar trabajos efectivos y de gran calidad.

5. Buscarás continuamente nuevas oportunidades de negocio y aprendizaje.

Un buen ejecutivo está en busca constante de oportunidades de negocio. Persigue la satisfacción de sus clientes, localizando proveedores eficaces que agilicen los plazos de entrega. No deja nunca de investigar y aprender, en beneficio de la agencia y de sus clientes.

En definitiva, un buen departamento de cuentas con estas habilidades se convierte en un potente activo para tu empresa. Es uno de los aspectos más relevantes para diferenciar a una agencia buena de una excepcional.

Natalia Reyes
14 may
¿Dudas de la importancia de la comunicación? ¡Espera a que te...
29 abr
En la era de la diversidad y la inclusión, las marcas...