5 feb'24

¡Hasta las leyendas necesitan branding!

¿Por qué leyendas como Madonna aún se aferran a estas herramientas? Incluso cuando el planeta entero ya las sigue y conoce su trayectoria de memoria.

Imagina ser tan famoso que tu nombre está en boca de todos. ¡Woooow!

Aunque ni tan “Woooow”. No basta con ser conocido, ¡Quieres ser recordado!
En este mundo hiperconectado, la competencia es feroz. Si quieres seguir siendo el referente, necesitas una estrategia de branding no solo para llegar, sino para mantenerte en la cumbre.

La publicidad de calidad, concebida en su sentido más estratégico, es la chispa que aviva la llama incluso después de soplar la vela. ¿Quieres que tu audiencia siga sintiendo ese fuego? Entonces, la clave está en reinventarte constantemente. Las marcas y personas más icónicas lo saben, y es por eso que continúan sorprendiéndonos con campañas revolucionarias aún desde la cima.

Beyoncé lo hace. ¿Por qué tú no?

Si incluso Queen B, la indiscutible reina del escenario, confía en el branding aun cuando tú, desde el otro lado del mundo, solo estas leyendo un nombre y ya sabes quién es ¿Por qué dudarías en seguir sus pasos? Desde campañas sorpresa hasta estrategias en redes sociales, la excelente gestión de su marca potencia su reinado.

Aunque hayas conquistado el mercado, la competencia siempre acecha, esperando su oportunidad. Aquello que considerabas asombroso al lanzar tu compañía en 2010 podría haber perdido su brillo hoy, o tal vez, lo que antes era único ahora se ha vuelto común, perdiendo así su impacto distintivo.

La fama puede ser efímera, pero una marca bien construida es eterna. Cuando todos te conocen, el arte de ser recordado, de innovar y de contar historias es lo que mantiene a las leyendas en la cima.

¡Porque a todos les encanta una buena historia!

En esta agencia solo somos 43 personas. Nunca nos hemos visto entre nosotros. Nos reunimos por Zoom cada martes y la norma es apagar las cámaras.

La persona que publicó este texto en la web no sabe mi nombre real. Yo que lo escribí, no conozco su cara. A pesar de las semanas compartiendo ideas a través de la pantalla, la curiosidad sobre quiénes somos nos mantiene alerta y creativos. O eso dice nuestra jefa.

El otro día alguien propuso revelar pequeños detalles sin mostrar el rostro. Las historias se entrelazaron. Descubrí que mi colega tenía una extraña obsesión por las luces de neón, y el otro reveló su pasión por coleccionar la página 13 de todo libro que leía.

Cada martes se vuelve más emocionante.

¿Es cierta esta historia? No. Pero si llegaste hasta aquí, lo mismo puede hacer el storytelling con tu marca.

Y ya que antes hablamos de leyendas, un saludo a las leyendas empresariales que han desafiado las probabilidades y triunfado sin necesidad aparente de branding. ¿Eso cuánto dura? No importa lo mucho que te conozcan en tu barrio, ¡Siempre hay nuevos horizontes que conquistar!

Pablo Sales
9 jul
En un mundo en constante cambio, donde las crisis económicas, los...
17 jun
Con la llegada del metaverso, el concepto de branding está experimentando...