17 ago'20

4 trucos de TV que te harán lucir en las videoconferencias

¿Sabías que las videoconfencias se han multiplicado por 10 en España durante la crisis del coronavirus? Es una situación que ha llegado para quedarse. A partir de ahora, formarán parte de nuestro día a día, aunque el virus termine desapareciendo.

A casi todos, esto nos ha pillado sin una preparación adecuada. Aunque ya te hemos ido adelantando algunos tips para ponerte a punto antes de una videoconferencia y también te indicamos dónde debes mirar durante su transcurso, hay otra serie de pequeños trucos sacados de la televisión que te van a venir muy bien para que luzcas mejor y resultes más persuasivo.

Haz que tu cuerpo ponga a tono tu actitud

Para resultar persuasivo, la actitud positiva es un factor clave. ¿Cómo ponerte a tono? Una de las formas más rápidas y efectivas es que, unos minutos antes de la conexión, asumas durante un par de minutos las posturas de poder del lenguaje corporal. Eso te predispone para adoptar una actitud positiva que los demás van a percibir.

¿Qué hacer? Todo lo contrario que encogerte. Expande tu cuerpo, ocupa lugar. Por ejemplo, ponte de pie con los pies bien plantados, los brazos en jarra y el mentón hacia arriba. En otras palabras, como Superwoman o Superman.

Otra postura es extender los brazos en V a lo alto, como si acabaras de ganar una carrera. O pon las manos detrás de tu nuca con los codos hacia arriba. En fin… ocupa el máximo lugar posible.

Aunque te parezca increíble, estudios científicos han demostrado que estas posturas influyen en la actitud y la percepción positiva que los demás tienen de ti. Tus hormonas se ven afectadas, la testoterona sube–lo cual transmite sensación de autoconfianza–y el cortisol disminuye, reduciendo el estrés que sientes.

Por supuesto, durante la videoconferencia, permanece erguido en forma natural y mantén esa actitud sin encogerte ni utilizar la silla de tumbona.

Exprésate con tu cuerpo

El 55% de nuestra comunicación la realizamos mediante el cuerpo. Por eso, es importante que en una videoconferencia también lo tengas en cuenta. Exprésate con las manos, con los gestos, como lo haces en una reunión presencial, no te cortes.

Recuerda que tu cuerpo siempre expresa. Si al hablar estás como un monolito, también estás expresando, solo que eso no te ayudará mucho. La seguridad, el énfasis, la calidez, la cercanía, todo lo expresamos y se percibe mejor si lo acompañas con gestos naturales.

Habla con claridad y entusiasmo

En primer lugar, habla en el tono de voz natural para ti. ¿No sabes cuál es? una buena forma de descubrirlo es que apoyes muy suavemente tu dedo índice sobre tus labios y emitas el sonido “mmmm…” como si fueses a decir “mamá”. Hazlo en varios tonos, más agudos, medios y más bajos. El tono en el que los labios vibren más, es el tono natural de tu voz.

La dicción también es fundamental para que te entiendan bien. Para tener la boca más ágil al expresarte, puedes hacer varios ejercicios para “despertarla” y que puedas articular mejor.

Aquí van algunos:

• Haz un bostezo enorme y permanece con la boca muy abierta unos instantes.
• Abre la boca lo suficiente para que cuatro dedos de tu mano entren. Cierra la boca y vuelva a
abrirla con los cuatro dedos, así varias veces.
• Emite el sonido “Rrrrr…” haciendo vibrar la lengua en tu paladar superior. Sube y baja varios
tonos haciendo que la R vibre con intensidad en sonidos más graves y más agudos.

Verás que luego hablarás con más agilidad.

También se ha descubierto que las personas más persuasivas son las que hablan con entusiasmo y en un volumen un poco más alto, sin gritar. Por tanto, si hablas un poquito fuerte sin que resulte molesto, transmitirás más energía y convencerás más.

Adapta tu vestuario

Aunque la videoconferencia la mantengas desde tu casa, es conveniente que si es una reunión de trabajo, estés acorde con las normas habituales en tu empresa. Por supuesto, nada de pijamas.

Si el “look” de tu empresa es un tanto informal, puedes vestir camisas o camisetas informales, pero fíjate que estén en buenas condiciones.

Si tu organización es más formal y requiere que utilices chaqueta, hay un truco de los presentadores de telediarios muy simple pero efectivo que evitar los pliegues que se forman sobre los hombros al estar sentados:

Coge la parte inferior trasera de la chaqueta y siéntate sobre ella. De esta manera, tus hombros se verán perfectos, como una presentadora o presentador del informativo.
__________
Aplica en forma regular estos cuatro trucos televisivos y verás como tus interlocutores te percibirán como un profesional de las videoconferencias.

Fernando Seco Marrone
Fernando Seco Marrone
21 sep
La vuelta de vacaciones suele ser un momento similar al inicio...
14 sep
Se puede pensar que ante la crisis los consumidores nos volvemos...