19 sep'22

Lo que hoy tu identidad visual corporativa debe tener (como mínimo) para diferenciarte

Si no tienes tiempo de leerlo te damos la opción de oírlo

Hace un tiempo una organización nos contrató para que le realicemos una estrategia de branding que les permitiese afrontar con garantías un salto muy importante para su futuro corporativo.

Tenían muy estudiados ciertos aspectos pero no veían necesario un giro en su identidad corporativa. Sin embargo, al estudiar el briefing les transmitimos la necesidad inequívoca de realizar un restyling del logotipo y profundizar en una identidad visual corporativa que les permitiera transmitir con fuerza los valores y el reposicionamiento de marca que se estaba buscando para afrontar con éxito el desafío que tenían por delante.

Como son profesionales de mente abierta, aceptaron el consejo. Al ver el resultado de la actualización de su logotipo y el planteamiento integral de su identidad corporativa, reconocieron de inmediato que, “ahora sí, la nueva imagen representa nuestra esencia” y sentían que partían con una base sólida para implementar la estrategia que les permitiría afrontar el reto que se les avecinaba.

No te contamos esto por autobombo, sino porque es probable que a tu empresa le esté pasando como a muchas; que su identidad visual se esté quedando resagada en la era en que las personas —tus clientes potenciales, proveedores, inversores, etc.— perciben tu marca a través de pantallas, en medio de una competencia feroz, en un mundo que cambia a velocidad de vértigo y que, impactar con tu marca en sus neuronas, es cada vez más complicado.

Si bien una identidad corporativa integral abarca cada vez más aspectos sensoriales, como la visión, el oído e, incluso, el olfato, te hemos resumido los aspectos claves que debes tener en cuenta al considerar tu identidad visual, que es la que más expuesta está en los dispositivos a través de los que se conoce tu marca.

¿Qué transmite tu logo?

A veces le tenemos tanto cariño a un logotipo que no somos capaces de distinguir qué es lo que transmite actualmente. Por eso, es indispensable hacer un esfuerzo de objetividad para saber si es o no necesario un cambio. Preguntarse cosas como ¿refleja la propuesta de valor? ¿es acorde a nuestro posicionamiento deseado? ¿contribuye a la imagen que queremos transmitir hoy? En este artículo te damos algunas claves que te ayudan a distinguir si necesitas o no un restyling?

¿Tienes un sistema visual coherente y diferenciador?

Imagina un soporte de tu marca en el que no aparece el logotipo ¿se reconocería que es tu organización la que está detrás?

Actualmente es necesario contar con un sistema visual que facilite el reconocimiento y diferenciación de tu marca solo con percibir el contexto visual.

¿Qué es un sistema visual? Básicamente, son todos los aspectos gráficos, visuales, metodológicos y normativos que permiten identificar y diferenciar a tu marca.

Ese sistema visual no solo debe responder a un objetivo estético, lo más importante es que cumpla con las necesidades estratégicas de la empresa.

Ya no basta el logotipo y el manual corporativo, hay que definir muchos otros aspectos visuales que delimitan el territorio de marca y que permite diferenciarla de la competencia. Te subrayamos los más destacados.

Cromatismo. Definir los colores corporativos y una paleta cromática complementaria juega un rol determinante en el reconocimiento.

Debes tener en cuenta que los colores no solo valgan para identificar la marca, también deben seleccionarse pensando en funciones.

Por ejemplo, cuál se empleará para los destacados y call to action, cuáles para componer información que requiera distinguirse por colores, cuáles serán los dominantes, etc.

Iconografía y grafismo. Muchas veces en una misma página encuentras iconos y gráficos cada uno de un padre y una madre que no guardan relación entre sí. Solo están porque representan más o menos bien el concepto que se quiere ilustrar.

Por ejemplo, el que representa ordenadores está resuelto con una línea, el que muestra personas en macizo, el de escaleras con líneas pero más gruesas que el de ordenadores… un caos ¿quién reconoce una marca?

Lo ideal, es tener definidos iconos y grafismos propios, personalizados con un diseño hecho a medida. Pero, si por alguna razón no es posible y es necesario recurrir a los de bancos de imágenes, al menos elegir siempre un mismo estilo coherente entre sí.

Estilo fotográfico. No todas las fotos valen aunque reflejen lo que quieres transmitir. Deben mantener una coherencia. Para ello, debes tener en cuenta el tipo de fotos, la textura, el color, el tratamiento…

Por ejemplo, para uno de nuestros clientes, hemos definido que para unificar las fotos, tanto propias como de banco de imágenes, se rebajaría la saturación de color de la imagen y se le daría un toque de azul. También convivirían imágenes en blanco y negro con el mismo tinte azul.

Además, definimos en qué actitudes deberán aparecer las personas y en cuáles no. Qué tipo de fondos se utilizan y cuáles no, etc.

También se pueden superponer gráficos a las fotos como elemento distintivo, o incluir formas macizas traslúcidas, añadir tramas, etc. las soluciones pueden ser muy diversas. Lo importante, es que estén alineadas con la imagen estratégica que se quiere transmitir y que se mantenga esa coherencia.

Todo eso permite que, solo con ver una foto, se pueda distinguir si es o no de esa marca.

Tipografía. El tipo de letra que utilizas es muy relevante. No es lo mismo una letra manuscrita que una de “palo seco”, o con ribetes. Las formas de las letras transmiten conceptos, valores, emociones en sí mismas.

¿Te apetecería comer un embutido artesano que utiliza letras técnicas? Seguramente no te resultará tan apetecible y hasta dudarás que sea artesano.

Lo mismo pasaría si una marca de smartphones vanguardista escribe con tipografía barroca, no pensarías que es puntera ni que es alta tecnología. Y eso, solo por la letra.

Por el contrario, una letra con fuerte personalidad y que transmite acertadamente los valores de la marca, crea un potente reconocimiento y afinidad.
_____
Actualmente, estos son los aspectos que (como mínimo) debes tener en cuenta para que la identidad visual de tu organización se diferencie e impulse tu estrategia de branding

Fernando Seco Marrone
4 oct
Mucha gente se pregunta por qué, pese a todos nuestros esfuerzos,...
27 sep
Hay quien afirma que, primero, casi todo ya está hecho o...