13 ago'19

Cómo hacer que tu cliente se enamore de ti forever and ever

Hace un tiempo, casi dos años, os contábamos que el marketing experiencial había llegado para quedarse y, la verdad, nos encanta haber tenido razón. 😀

El neuromarketing nos dice que el 85% de las decisiones que tomamos son de forma inconsciente, es decir, las emociones juegan un papel crucial a la hora de comprar.

Por ello, vamos a hacer un breve repaso sobre los Módulos Experienciales Estratégicos que definió Schmitt y que deberían darse de una forma u otra durante todo el proceso de compra.

Los 5 Módulos Experienciales Estratégicos (MEE)

Marketing de sensaciones

Debemos apelar a los sentidos (vista, oído, gusto, tacto y olfato) si queremos crear diferentes y atractivas experiencias sensoriales que potencien las compras.

Marketing de sentimientos

Si la inmensa mayoría de nuestras decisiones se basan en nuestras emociones, parece lógico que tratemos de vincular a nuestra marca o producto aquellas que sean interesantes para nuestros clientes.

De esta forma resulta más sencillo lograr que el público objetivo termine desarrollando un fuerte apego por la marca y termine fidelizado.

Marketing de pensamientos

A través de este módulo estratégico buscamos retar al target mediante problemas creativos que logren atraerlos a la marca y así, conseguir desarrollar un vínculo más profundo que con la simple compra.

Marketing de actuaciones

En este caso ponemos el punto de mira en los estilos de vida e interacciones de los usuarios con la marca y les mostramos curiosidades sobre aquellos temas que les son interesantes y están relacionados con nuestra marca.

A través de estas acciones logramos que los consumidores se acerquen a la marca y la vean como una fuente de experiencia y consulta.

Marketing relacional

Se trata de un compendio de los anteriores módulos que trata de llevar la relación a un plano mayor y promover la máxima interacción con los clientes, brindándoles una experiencia inolvidable.

Para ello, debes generar un entorno adecuado que fomente la relación con el cliente y también entre los propios consumidores para conocerlos más y mejor; lo que te permitirá desarrollar mejor productos, mucho más centrados en las necesidades de tu público objetivo.

Conclusión

Para implementar estos módulos y lograr que funcionen es importante tener tres aspectos en cuenta:

  • Conocer a tu público objetivo a la perfección, solo así podrás desarrollar acciones que tengan un verdadero impacto.
  • Fija unos objetivos claros y alcanzables en cada módulo.
  • Monitoriza y mide todos los resultados para mejorar los resultados en las próximas acciones.

Solo así conseguirás que tus clientes caigan rendidos a tus pies forever and ever. 😉

Victor Cebriá
Victor Cebriá
30 nov
¡Hoy es lunes y eso significa nuevo post! Así que vamos...
24 nov
Siguiendo con nuestra serie de artículos acerca de la digitalización, hoy...